Utilidad de la detección de antígeno galactomanano en Aspergillosis

Descargar en PDF

 

El género Aspergillus comprende varios cientos de especies omnipresentes en el medio ambiente, pero que no representan un riesgo para las personas con sistemas inmunológicos sanos. Sin embargo, los pacientes inmunocomprometidos son más vulnerables a las infecciones por Aspergillus fumigatus y, en menor grado, a otras especies de Aspergillus. La Aspergilosis invasiva es una de las complicaciones infecciosas más graves en pacientes hematológicos, con enfermedades mielo o linfoproliferativas tratados con quimioterapia convencional y especialmente en los receptores de los trasplantes hematopoyéticos.

 

a_fumigatus_s

 

La aspergilosis invasiva se manifiesta principalmente como neumonía o infecciones sinusales, con síntomas compatibles con esas condiciones, o como lesiones relativamente asintomáticas en el parénquima pulmonar. No obstante, la aspergilosis invasiva puede progresar rápidamente y diseminarse a través de la sangre.

Las infecciones fúngicas de las vías respiratorias pueden detectarse mediante radiografías de tórax y, en sus primeras etapas, por tomografía computada. Debido a que en los estudios de imágenes no siempre es posible distinguir entre las infecciones fúngicas y las bacterianas, puede utilizarse una broncoscopia para visualizar mejor el área infectada y obtener muestras de tejido.

Los cultivos de tejidos, sangre u otros líquidos permiten dar un diagnóstico definitivo de las infecciones fúngicas invasivas; sin embargo, estas pruebas son lentas, por lo que el tratamiento puede iniciarse empíricamente basándose en los indicios clínicos. Además, en algunos pacientes con neoplasias malignas hematológicas las condiciones comórbidas impiden realizar biopsias de tejidos, y el tratamiento previo con antifúngicos puede dificultar el diagnóstico específico de la infección fúngica.

Una alternativa válida es la puesta a punto de una metodología indirecta de diagnóstico. La detección de anticuerpos no reviste mayor interés, ya que los ciclos de quimioterapia intensiva limitan o hacen inefectiva la respuesta serológica, por lo tanto merece considerable atención focalizar la búsqueda de antígenos circulantes en los fluídos biológicos del paciente. Uno de estos antígenos es el polisacárido galactomanano (GM), el mayor componente de la pared celular del Aspergillus. El análisis de galactamanano (AG) en suero y en fluido broncoalveolar ha demostrado ser útil para el diagnóstico de la aspergilosis pulmonar invasiva.

El GM es liberado durante una aspergilosis invasiva. Se han desarrollado a nivel comercial, técnicas de aglutinación de látex, radioinmunoensayo, ELISA- inhibición y ELISA- sandwich, cuyos límites de detección son, respectivamente, 15 ng/ml. , 7 ng/ml., 5 ng/ml y 1 ng/ml.; debido a la altísima sensibilidad del ELISA sándwich, ésta resulta ser la metodología elegida por la mayoría de los laboratorios.

andwich_ELISA

 

Interpretación de los resultados

Dos tomas sucesivas positivas indican la presencia de GM en el suero, signo de una aspergilosis invasiva. Este resultado constituirá un elemento importante en el diagnóstico pero no deberá ser el único. Cualquier resultado positivo deberá compararse con los datos clínicos, radiológicos y biológicos del paciente antes de establecer un diagnóstico definitivo e instaurar un tratamiento adecuado. Deberá efectuarse un seguimiento de la evolución de la antigenemia. A pesar de la gran sensibilidad de esta prueba, un resultado negativo no puede excluir definitivamente una aspergilosis, debido a la baja concentración del antígeno fúngico.

 

Limitaciones de la prueba

Se han encontrado reacciones cruzadas con algunos antígenos polisacáridos de hongos pertenecientes a los géneros Penicillium, Paecilomyces y Alternaria, sin embargo la frecuencia de estas infecciones es muy baja. Se han comunicado reacciones positivas sin signos clínicos, especialmente en niños jóvenes, que aunque se relacionan con circulación real de antígenos de Aspergillus, debería evaluarse la posibilidad de falsos positivos. La presencia de galactofuranosa en algunos cereales y postres y la alta concentración de galactomanano que pueden contener algunas fórmulas lácteas, hace necesario tener en cuenta el factor dietético en la interpretación de la evolución de la antigenemia en niños pequeños y más generalmente en todos los pacientes con una alteración de la barrera intestinal. También se ha comunicado detección de galactomanano en algunos lotes de preparados parenterales de piperacilina y amoxicilina asociado a ácido clavulánico, por eso deben advertirse los tratamientos con estos antibióticos al interpretar la prueba.

 

Conclusiones

Esta determinación resulta efectiva, fácilmente disponible, rápida y sensible para diagnosticar precozmente y hacer el seguimiento de las aspergilosis invasivas, entidad clínica importante a tener en cuenta en poblaciones de riesgo como inmunosuprimidos, transplantados y pacientes oncohematológicos. Con la salvedad de las limitaciones mencionadas, el test del galactomanano ayuda a definir una terapéutica adecuada y optimizar el monitoreo de estos enfermos críticos.

 

Fuente

M. Cifarelli

M. Cifarelli

Es Bioquimico de la Universidad Nacional del Sur (Bahia Blanca). Matricula Nacional: 10278. Realizo la Residencia en Bioquímica Clínica en el Hospital de Clínicas - UBA. Contacto: mdcifarelli@gmail.com

Deja un comentario